Durante al menos 60 años se ha establecido erróneamente que el colesterol alto en sangre, asociado a la ingesta de grasas saturadas, es el responsable de las enfermedades del corazón. Por esta razón, millones de personas en todo el mundo, por consejo médico, recurren al tratamiento con estatinas. De acuerdo con las directrices oficiales, el uso de estatinas tiene como objetivo controlar los niveles de colesterol plasmático, principalmente de la fracción de lipoproteínas de baja densidad (LDL), para supuestamente reducir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares y las muertes. Sin embargo, los datos de varios meta-análisis de ensayos controlados aleatorios y observacionales realizados en las últimas décadas no han podido demostrar que la reducción de la ingesta de grasas saturadas sea realmente beneficiosa para reducir el colesterol. Además, no existe correlación estadística ni causalidad entre el colesterol alto y las enfermedades cardiovasculares. Además, aunque muchos artículos científicos destacan la seguridad de las estatinas, otros señalan sus numerosos efectos secundarios, lo que pone en duda la validación de su uso. Esta revisión presenta y discute los posibles efectos secundarios de las estatinas, así como otras cuestiones importantes relacionadas con este procedimiento terapéutico.

About the author : Reinaldo Souza

Leave A Comment

Related posts

Popular products

Product categories