Gracias a

Suelo decir que la gratitud es la madre de todas las virtudes. No lo digo porque la frase sea fuerte y cause efecto, sino porque es la más pura verdad.

La gratitud es como el sistema de retroalimentación de un proceso cibernético. Al poner 21°C en el control de un aparato de aire acondicionado, se pone inteligencia en una máquina. Siempre que la temperatura suba por encima de los 21ºC en la habitación donde se encuentra el climatizador, éste iniciará el proceso de refrigeración; y siempre que la temperatura de la habitación baje de los 21ºC, interrumpirá el proceso de refrigeración, manteniendo la habitación a la temperatura fijada.

La temperatura de la habitación es la que se utiliza para el buen funcionamiento del acondicionador de aire. Y la gratitud es la retroalimentación para seguir recibiendo lo que nos satisface.

A menudo oímos a la gente decir que no consiguió lo que quería o que perdió lo que tenía. Pocas veces les oímos decir que les gustaría tener una determinada cosa y la tienen, o que les gustaría otra cosa y realmente no la tienen…

Si quieres más de lo que te gusta, agradece más lo que tienes. ¡Y aprecia lo que tienes para conseguir lo que quieres!

Cuando la rueda de la abundancia es impulsada por los actos de declarar (las declaraciones tienen el poder de cambiar la realidad si se hacen con autoridad), solicitar (sólo los que solicitan reciben) y arriesgar (los que arriesgan, confían y son recompensados por ello), está girando a su favor. Y cuando la rueda gira a tu favor, ya no tienes que hacer tanto esfuerzo, porque el movimiento se vuelve natural. ¿Verdad?

– Casi seguro. Queda por hacer tu parte y agradecer al Universo.

Te gusta mucho alguien y le haces un regalo. La persona recibe el regalo, lo guarda y no dice nada. Das otro regalo y, igualmente, la persona se lo queda sin decir nada. Repites el gesto amable una vez más y de nuevo no tienes ninguna manifestación de la persona. ¿Qué hace usted? Deja de hacer regalos a esa persona. O peor aún: se niega a seguir siendo amable con ella y a hacerle cualquier favor, por pequeño que sea.

Devuelve al Universo: da las gracias. Di que «te gustó el regalo» y expresa tu gratitud por todo lo que quieres y has recibido, y por todo lo que no quieres y no has recibido.

About the author :

Leave A Comment

Related posts